No es lo mismo estar jodido...




Saludos, queridos y cultos burri-lectores.

¿Ya estás disfrutando del verano? Sol, playa y bellas mujeres (bueno, también guapos chicos) nos reanimarán para empezar un nuevo ciclo de labores. ¡Ah!, y no se olviden que la inspiración nunca se toma vacaciones.

Regálame un like (no vale nada, pero me alegra el día):


Esta vez traigo noticias de una super-super-super exposición en la Biblioteca Nacional de España (y sí, es gratis):


¡Queremos Cela!, ¡Cela! ¡y más Cela! Es que Camilo José se adelantó a esta época de youtubers, booktubers y demás personajes que promueven la literatura. Sí, Camilo José fue todo un personaje polémico, tremendista... exquisito. O, en términos actuales, un gran "troleador". Si no, miren este video donde afirma tener la habilidad de "la absorción anal" que casi deja patitiesa a la entrevistadora:





O esta deliciosa frase que dicen que dijo, pero al parecer no dijo lo que dicen que dijo. En todo caso, don Camilo se ganó a pulso esta fama. Gracias a él sabemos usar bien el gerundio:

En su etapa de senador de designación real, le sucedió que se quedó dormido en una de las sesiones de la Cámara Alta y fue reprendido por el Presidente:
-Sr. Cela, está usted dormido.
A lo que el aludido respondió rápidamente:
-No, señor, no estoy dormido; sólo estoy durmiendo.
-¿Acaso no es lo mismo? –le respondió el Presidente.
-¡Claro que no es lo mismo!, porque no es igual estar dormido que estar durmiendo, como tampoco es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

No es de extrañar, pues, que con semejante verbo florido, hasta las monjas salgan espantadas. En la Biblioteca Nacional pueden reírse con estas muy geniales ilustraciones:







La Biblioteca Nacional, la Acción Cultural Española y la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela se han lucido con esta muy completa exposición sobre la vida del premio Nobel. Así, abarca desde los títulos que le concedieron:


Casi los misma cantidad de títulos que tengo :(



Sus trabajos en pintura:

  
                         









Hasta sus emotivas, directas y lúcidas declaraciones:
















"La exposición quiere ser un recorrido veraz y atractivo por todos los perfiles del escritor Camilo José Cela: novelista, narrador, articulista, vagabundo, memorialista, dramaturgo, lexicógrafo, poeta. Un clásico de las letras del siglo XX. A la par, la exposición no ha querido dejarse en el tintero la expresión de otras caras de su personalidad: académico, editor, promotor cultural, artista conocedor y amante de las artes, coleccionista. Las caras que conforman “el otro Cela”.

El centenario de un Nobel quiere ofrecer en más de 40 unidades un viaje por las fortunas y las adversidades del escritor. Para ello mantiene tres invariantes a lo largo del camino (al margen de los primeros tramos sobre la infancia, adolescencia y primera juventud): el narrador, la importancia de las novelas y la relación de CJC con la cultura y la sociedad de cada momento histórico."

Y, de paso, pero no menos importante, pueden apreciar tres exposiciones igualmente geniales:

1. Los amores de Shakespeare... y pueden escribirle una carta! Más información para participar del concurso:  Aquí, en la página de la Biblioteca Nacional de España












2. Los libros antes del pop-up... Además, en la librería de la Biblioteca pueden comprar unos libros monísimos. Yo tengo el de Alicia en el país de las maravillas con imágenes pop-up!







3. Estos buenísimos libros sobre fotografía. No puedo poner las fotos que tomé, pero lo recomiendo.






¡Y que disfruten de estos días! Si no tiene plan, visiten la Biblioteca Nacional. No saldrán decepcionados.