'TAITA' NO ES PALABRA QUECHUA



'TAITA' NO ES PALABRA QUECHUA

Taita, aita, Vegas Seminario, Yoveraqué

Al leer los textos narrativos de Francisco Vegas Seminario titulados Taita Dios nos señala el camino y Taita Yoveraqué, acepté –como la mayoría- que este autor había tomado del quechua la palabra Taita. Pero errare humanum est.




Aunque muchos asumimos que Taita pertenece al acervo de la cultura andina y de la lengua quechua (incluso hay quienes creen que pertenece al aimara, azteca o aun náhuatl), dicha palabra tiene su origen en el latín y pertenece a un grupo de voces del lenguaje infantil que están entre las llamadas de creación expresiva, tal como lo explica la Dra. Martha Hildebrandt en su libro El habla culta (o lo que debiera serlo) (el subrayado es mío):

Taita y tata, variante de una misma palabra que originalmente pertenece al lenguaje infantil, son apelativos del padre tradicionales en español, aunque actualmente tienen mayor vigencia en la América hispana. Tata se tomó directa y fielmente del latín tata, ‘padre’. Taita se explica por un cruce posterior de tata con el vascuence aita, que igualmente significa padre.

Taita aparece ya desde el siglo XV –antes del descubrimiento de América- en unos versos de Antón de Montoro. Fray Domingo de Santo Tomás, quien publicó en 1560 el primer Vocabulario de la lengua quechua, registra la palabra yaya -y no taita- con el significado de 'padre'. Además, en 1608 en el Vocabulario quechua de González Holguín, tampoco aparece la palabra Taita. Más tarde la palabra en cuestión fue tan plenamente asimilada por el quechua que sus actuales hablantes la asienten como propia de esa lengua.

Un dato curioso: según la tradición -y no la ciencia- el nombre Paita sería una deformación de Taita. Se cuenta que al llegar los españoles a ese lugar, de paso hacia Cajamarca, preguntaron a los lugareños por su jefe y ellos respondieron con la palabra Taita, por referirse a la persona más vieja de la tribu. Los españoles interpretaron incorrectamente y terminaron llamando al lugar Paita.

Algo parecido se cuenta que sucedió con Piura y Perú. Esta tradición aparece en la letra del himno a San Miguel de Piura:
Piura, Pirwa, Pirhua es la misma
que a la patria su nombre legó