Hablar mal... escuchar peor


¡Ah, Yungay! Ver video aquí

Hablar mal... escuchar peor


@, paraíso fiscal, violencia de género

Un día anterior a la escritura de este texto, discutía con unos amigos sobre los "errores" en nuestra lengua y la existencia de un "habla culta". En ella se incluyen literatos, académicos, diarios, etc., como representantes de un correcto uso del idioma.Yo defiendo la actual inexistencia de esta "habla" como norma del buen decir y escribir. 


También defiendo la validez de los "errores", que tanto han alimentado la riqueza léxica y gramatical que hoy es característica de nuestro castellano. De esos errores tenemos palabras como 'extrovertido' o 'fulbito'. Tampoco quiero decir que "hablar mal" está bien, para júbilo de tanto terrorista de nuestro idioma.

En este articulillo comento una clase especial de "errores", aquellos que se producen en las traducciones. (Sí, algunas veces somos como el guardia de seguridad del video)

1. Servicio de Inteligencia: Este término ya lo comenté ampliamente en ¿Por qué los Servicios de Inteligencia no son tan inteligentes? El error está en que, en español, 'inteligencia' no tiene nada que ver con el espionaje o con la información ultrasecreta. No obstante, seguramente cada país tiene su Servicio de Inteligencia, personas que, con tanta metida de pata, no parecen tan inteligentes.

2. Paraíso fiscal: ¿Porque se ubican en islas paradisíacas, como la inglesa Islas Caimán? Va a ser que no. Aquí le echamos la culpa a nuestros amigos franceses, quienes escucharon el inglés Tax Haven (Refugio fiscal) como Tax Heaven (Cielo o paraíso fiscal). Y nosotros, sin pensarlo dos veces, nos gustó hablar de paraísos.

3. Violencia de género: ¡Bendito género humano! Hasta el cansancio se ha repetido que 'género' no es lo mismo que 'sexo', pero pocos hacen caso. Del inglés gender (género), hace referencia a una categoría sociocultural que, a su vez, implica discriminación o desigualdad. Así, no existe la discriminación por el "género" de la persona, sino por el "sexo". 

4. Damas y caballeros: ¡Me resulta insoportable! Sí, suena bonito que en inglés saluden con un Ladies and gentlemen, pero es que en español ya tenemos el "señoras y señores" de toda la vida.

Por otro lado, es suficiente con "señores", porque en nuestro idioma podemos decir tranquilamente "chicos", "niños", "padres" y no "chicos y chicas", "niños y niñas", "padres y madres"... menos aún con el impronunciable asesino @ (arroba). 

No me despediré con un "saludos a tod@s mis lector@s", pero sí con un "que tengan una agradable lectura".