¿LA MALARRABIA ES BIEN PIURANA?

Nuestra piuranísima malarrabia/mala rabia proviene de las hábiles manos de los esclavos africanos que vivían en la zona caribeña. 



En Cuba, República Dominicana o Ecuador, este plátano majado y aderezado es consumido como postre. También es empleado como adimú (ofrenda) para la orisha (diosa) Yemayá, en la cultura yoruba. En Piura, se acompaña con pescado, arroz y frijoles (esta variante sí es piurana).
¿Y de dónde proviene tan peculiar nombre? Nadie lo sabe con exactitud. Algunos cuentan la folclórica anécdota de una sufrida esposa que, al prepararle este suculento plato a su golpeador esposo, le dice: "toma, para que se te quite la mala rabia". Hay otros que refieren el nombre a un desconocido pirata de sobrenombre Malarrabia. Lo cierto es que esta expresión aparece documentada desde el siglo XVI y se utilizaba como maldición, bajo la creencia que la cólera, rabia o ira podía matar de un patatús.
P.D. (1) Muy lejos de lo que muchos creen, la malarrabia o el seco de chabelo no tienen origen tallán, pues recuérdese que los incas no conocieron el plátano y sus variedades hasta la llegada de los españoles (lo mismo con el limón para el cebiche).
P.D. (2) El Diccionario de la Rael Academia de la Lengua (DRAE) solo incluye para la entrada 'Malarrabia' el dulce que se prepara en Cuba, olvidándose por completo de nuestro tradicional plato.
                            Servidos.... ¡buen provecho!